Sobre Perros  
Páginas Principales
Temas y Artículos
 
Rottweiler - comportamiento

Descripcion:


El rottweiler es uno los mejores perros de guardia que existen. Tanto su aspecto físico como comportamental hacen que sea ideal para cumplir con esta función. En lo referente a su aspecto se destacan su corpulencia y el color del manto, casi totalmente negro, lo que le da un aspecto de mayor fiereza.

En lo que respecta al comportamiento, es una raza que figura en lo más alto del ranking de defensa territorial y ladrido de alerta, y en lo más bajo del ranking de ladrido excesivo. En otras palabras, el rottweiler es un perro que no ladra sin motivo, que cuando lo hace es porque probablemente alguien esté intentando penetrar en su territorio y que en caso de ser necesario reaccionará agresivamente ante el invasor.

Además, es un perro muy vigoroso, de elevada estabilidad emocional y muy seguro de sí mismo, con una mirada fija e imperturbable. Por lo general, es tranquilo y poco excitable. Esto le permite vivir en espacios pequeños siempre y cuando se le brinde la posibilidad de hacer ejercicio rutinariamente. Tales características indicarían que esta raza podría adaptarse bien a la vida en departamento. De todos modos, en estos caso hay que tener en cuenta que es algo destructivo. Sin embargo, su perfil comportamental en lo que respecta a la agresión exige una profunda evaluación antes de decidir incorporar un ejemplar a este tipo de hábitat.

La respuesta del rottweiler al entrenamiento de obediencia suele ser más que aceptable; en algunos ejemplares llega a los niveles observados en otras razas de guardia, tales como el ovejero alemán o el doberman. Dado que es una raza sumamente dominante con el propietario, requiere imprescindiblemente una excelente educación desde cachorro. Esta característica es mucho más relevante en los machos que en las hembras. Por lo tanto, no es recomendable que aquellas personas a las que les cueste ejercer autoridad adquieran un ejemplar macho. También existe un gran dimorfismo sexual en esta raza, en lo que se refiere a la relación entre congéneres, ya que también en este caso los machos suelen ser bastante más agresivos que las hembras.

Es posible concluir que el rottweiler es un perro muy tranquilo, seguro de sí mismo y de un temperamento sobresaliente en lo que a guardia se refiere. Sin embargo, necesita un dueño sumamente responsable y consciente del poderío que tienen los ejemplares de esta raza. De lo contrario, existen grandes probabilidades de que haya problemas durante la convivencia.