Sobre Perros  
Páginas Principales
Temas y Artículos
 
Cardiologia Veterinaria - Persistencia del conducto arterioso

arteria

Ductus Arterioso Persistente
Conducto Arterioso Persistente



Enfermedades del corazón en perros - Persistencia del conducto arterioso

Este conducto funciona en la vida fetal y permite que la sangre eyectada del ventrículo derecho de la arteria pulmonar pase a la arteria aorta. El conducto arterioso persistente con desvío de izquierda-derecha incrementa la precarga del corazón pero bajo volumen comunicante.

Es una de las patologías cardiovasculares congénitas más frecuentes en el perro. Es más común en hembras de pura raza. Cuando la resistencia vascular del pulmón es normal, se recircula la sangre al pulmón. Si llega a una dilatación y no se corrige el 64% de ellos muere por cardíaco congestivo y arritmia. Durante la gestación el feto recibe el aporte de oxígeno a través de la placenta, los pulmones permanecen colapsados y la mayor parte de sangre que circula por el ventrículo derecho se desvía directamente hacia la aorta descendente a través del conducto

En el momento de nacer, se produce un incremento en la presión del oxigeno, los pulmones se expanden cada vez mas y va disminuyendo la resistencia vascular pulmonar. Es la persistencia de la comunicación entre la arteria pulmonar principal y la aorta descendente (tras el nacimiento, en condiciones normales, se produce un cierre debido a vasoconstricción del conducto, seguido por un cierre permanente fibroso que produce el ligamento arterioso). Algunas razas predispuestas son: caniche miniatura, pastor alemán, pomerania, collie, pastor escocés Shetland.

Los primeros signos van apareciendo durante las primeras semanas o meses de vida; sin embargo, es muy importante realizar el diagnóstico, tratamientos y algunas cirugías o correcciones lo antes posible, antes de presentar signos de insuficiencia cardiaca (congestión y edema pulmonar o signos de insuficiencia cardiaca global).

El soplo es característico, pues es continuo, en ambas fases del ciclo cardíaco. Se ausculta generalmente mejor en foco basal, en el 4° espacio intercostal izquierdo, a veces con escasa proyección; otras veces con amplia propagación y frémito precordial. Por todas sus características sonoras que posee se lo denomina “soplo en maquinaria”.

El pulso arterial habitualmente es de gran amplitud, debido a la gran descarga sistólica del ventrículo izquierdo; es la pulsación de sus arterias como consecuencia de los latidos del corazón. También es conocido como "Pulso Hiperquinetico o Saltón", porque de la sangre pasa a la circulacion pulmonar, por un conducto.

Métodos complementarios para el diagnostico de la Persistencia del conducto arterioso

La radiografía puede mostrar imágenes características:

Incidencia L-L: dilatación del arco aórtico, agrandamiento de atrio y ventrículo izquierdos y de ventrículo derecho.

Incidencia dorso-ventral (más típica): Se refiere al eje entre la espalda y la parte de abajo de un animal. Pueden aparecer dilatados el arco aórtico, la arteria pulmonar, la aurícula izquierda. La presencia de dilatación en estas tres estructuras se considera patognomónica que se utiliza para denominar aquellos signos (manifestaciones visibles) o síntomas (manifestaciones no visibles, subjetivas) que, si están presentes, esto no ocurre en todos los casos y a veces no se da a conocer.

En pacientes descompensados se observan diferentes signos de congestión y edema pulmonar. Diversos tipos de trastornos cardiacos afectan aproximadamente al 10% de los perros. Las enfermedades cardiacas adquiridas suponen el 95% de estos trastornos cardiacos, y resultan en un deterioro progresivo de la función cardiaca.

El electrocardiograma de la Persistencia del conducto arterioso en perros muestra ondas P de duración aumentada (sobrecarga atrial izquierda) y complejos ventriculares (QRS) de voltaje muy aumentado -sobrecarga biventricular - y pueden aparecer arritmias, especialmente supraventriculares. En pacientes descompensados es frecuente la fibrilación auricular.

La ecocardiografía de la Persistencia del conducto arterioso en perros brinda la posibilidad de evaluar el grado de sobrecarga. Es un procedimiento utilizado para evaluar las estructuras y el funcionamiento del corazón. Resulta de gran utilidad para confirmar el diagnóstico y descartar otras anomalías. Debido al gran recorrido que sigue el flujo de sangre hay sobrecarga de volumen en la arteria pulmonar y en el lado izquierdo del corazón. Esta sobrecarga de volumen comporta y reporta que en ocasiones se observe desplazamiento del tabique interauricular y del septo interventricular hacia la derecha. La fracción de acortamiento suele mantenerse dentro de los valores normales. La arteria pulmonar aumenta su diámetro tanto en el tronco como en las ramas principales. Debe evaluarse la posible dilatación de la aorta y de la arteria pulmonar, ya que es de importancia para la evaluación prequirúrgica y la posible aparición de complicaciones intraquirúrgicas. Por medio de la ecocardiografía Doppler que esta técnica se utiliza para medir y evaluar el flujo de sangre a través de las cavidades y las válvulas del corazón. La cantidad de sangre que se bombea con cada latido es una indicación del funcionamiento del corazón.

En casos gravedad o de evolución prolongada se puede producir una reacción pulmonar a la sobrecarga crónica (hipertensión pulmonar) que puede hacer invertir el sentido del flujo a través del conducto arterioso: estableciéndose un shunt de derecha a izquierda. El componente diastólico del soplo desaparece y se ausculta un soplo eyectivo con desdoblamiento del 2° ruido. En radiografías, electrocardiograma, ecocardiografía se observa sobrecarga de atrio y ventrículo derecho. La inversión del flujo se produciría antes de los seis meses de edad.

Tratamiento de la Persistencia del conducto arterioso en perros:

Se debe realizar la corrección quirúrgica: La terapia de los pacientes con HP depende de la causa que la provoque. Muchas veces el tratamiento médico no conlleva mejoría clínica, aunque las posibilidades de éxito aumentan si la patología subyacente puede ser identificada y controlada antes de que la vascularización pulmonar se lesione de forma irreversible. Se debe de hacer una cirugía entre los 2 y los 4 meses, ya que se ha comprobado grandemente que se presentan complicaciones, y la mortalidad se incrementan con la edad. Se ha establecido que el 64% de los pacientes no operados muere durante el primer año de realizado el diagnóstico.

En casos de insuficiencia cardiaca o de arritmias cardiacas, las cuales, cuando son bien diagnosticadas y atendidas a tiempo, pueden ser medicadas con éxito. Desde ya éstas dependen de muchas causas en las que intervienen ciertas predisposiciones raciales, tamaño del animal, hábitat del mismo etc... Se indica tratamiento médico de sostén (digital, diurético, vasodilatadores, etc.)

El pronóstico es a veces favorable para pacientes jóvenes que no tengan signos de alguna enfermedad como insuficiencia cardiaca, ni alguna otra alteración.

El pronóstico de la Persistencia del conducto arterioso en perros es muy reservado a grave en pacientes con signos de insuficiencia cardiaca global.

Muchos de los cambios cardíacos pueden involucionar luego de la cirugía, aunque en ocasiones puede persistir un soplo de insuficiencia valvular mitral.