Sobre Perros  
Páginas Principales
Temas y Artículos
 

La mayoría de los padres que tienen mascotas suele tener dudas con respecto a los efectos de la llegada de un bebé sobre el comportamiento de su perro. Estas dudas se presentan con mayor frecuencia en aquellos hogares en los que la mascota ha jugado un papel esencial durante muchos años.

En estos casos, es importante que se prepare al perro para la llegada de un bebé antes del nacimiento. La revisión veterinaria es esencial para que se examine la salud del animal y se controle la presencia de infecciones, como los parásitos intestinales.

También es importante que el animal se someta a un control de pulgas y garrapatas para eliminar toda plaga que pueda existir en el hogar.

Algunos padres cuyas mascotas (especialmente en el caso de los perros) son demasiado agresivas temen que éstas ataquen al bebé. Si éste es su caso, puede recurrir a un entrenador profesional para saber qué se debe hacer con un perro agresivo. Por otro lado, también puede optar por dejar al perro fuera de la casa si éste resulta peligroso. Si planea modificar los hábitos de su mascota (hacer que duerma afuera, por ejemplo), debe comenzar a realizar estos cambios con mucha anticipación.

La llegada de un nuevo bebé a menudo puede ser una situación caótica. Las mascotas pueden sentir curiosidad o celos, tal como les ocurre a los niños, por la necesidad de competir con el bebé para obtener la atención del amo. Muchas veces se recomienda el uso de una manta, una prenda o un pañal que el bebé haya usado para que la mascota pueda captar el olor del bebé. De esta manera, el animal no lo considerará como un extraño.

Cuando el bebé llegue al hogar, permita que su perro lo olfatee. Algunos expertos sugieren que no deben ser los padres sino otras personas las que deben llevar al bebé al hogar por primera vez. Existen numerosos mitos sobre las mascotas y los bebés. Si bien muchos de estos mitos son falsos, es conveniente que controle todo contacto entre su bebé y sus mascotas.

El mantenimiento de interacciones positivas también constituye un factor importante. Muchas mascotas captan el estrés y la alteración emocional, por lo que el llanto del bebé puede resultarles perturbador al principio. Los premios y las recompensas son útiles para tranquilizar a las mascotas.

Consulte con un veterinario
si tiene dudas con respecto a la
relación entre su perro y su bebé.