Sobre Perros  
Páginas Principales
Temas y Artículos
 
Patología Cardíaca.

Debilidad, fatiga, adelgazamiento, tos, abdomen y patas hinchadas, dificultad respiratoria...cuidado; todos estos síntomas son signos que el corazon de su mascota puede no estar funcionando bien!

INSUFICIENCIA CARDÍACA: Que es y como tratarla.

Las enfermedades cardíacas pueden presentarse en dos modalidades; congénitas (no muy comunes y son de nacimiento) y adquiridas, apareciendo cuando el perro se va haciendo viejo (a partir de los 5 años de edad) .

De que se trata esta "insuficiencia"? Cuando el corazón no tiene la capacidad suficiente para bombear la cantidad de sangre que debe llegar a los tejidos, se dice que existe una insuficiencia cardíaca; todo un problema que hay que controlar de inmediato. Las causas que la desencadenan son: válvulas defectuosas, enfermedades del músculo cardíaco, infestación parasitaria, e infecciones varias.

Sea cual sea el origen de esta patología, los síntomas son casi siempre los mismos, debilidad, tos, edema, fatiga... Es importante señalar que todos estos síntomas afectan a la calidad de vida del animal, que poco a poco parecerá mas viejo de lo que realmente es. El organismo del animal sufre las concecuencias de un corazón incapaz de bombear toda la sangre que necesita e intentará compensar el déficit del flujo sanguíneo de todas las formas posibles; el corazón comienza a trabajar el doble, y va perdiendo una serie de propiedades fundamentales. Practicamente todos los órganos se ven perjudicados.

Es de suma importancia acudir al veterinario cuanto antes.

Voz de alarma ante:

-Desmayo -Ataques -Hinchazon de patas

-Abdomen hinchado -Tos -No quiere acostarse

-Ojos saltones -Fatiga -Adelgazamiento

-Debilidad -Desorientacion -Dificultad respiratoria

Algunos consejos rápidos.

Es dificil devolverles un corazón sano y fuerte, pero podemos ayudarles a superar el trauma y hacerles una vida mas confortable. En primer lugar haga siempre caso a lo que le diga el veterinario, siga atentamente las instrucciones en cuanto a la dosis, frecuencia y duración del tratamiento, sobre todo si se trata de medicamentos.

La dieta cumple un papel fundamental, sin embargo puede ser que el perro se niegue a comerla. En estos casos puede ser necesario recurrir a algunos trucos:

-Realizar el cambio de dieta poco a poco, normalmente cinco a diez días bastan para acostumbrarlo.

-Servir la comida templada para incrementar su sabor

-Administrar pequeñas cantidades de alimentos a intervalos frecuentes, con el objetivo de mantener la comida fresca.

Ayudándole a cambiar.

Los cambios llevan siempre asociado algo bueno, pero también algo malo. Se podrá ayudar a superar esta etapa de adaptación si se observan las siguientes indicaciones:

-Procurar un ambiente tranquilo, nada de temperaturas altas o bajas.

-Evitar tensiones, ejercicios bruscos o excitaciones.

-Mantener el peso corporal en el nivel ideal

-Proporcionar agua fresca en cantidad. Se deben evitar las aguas blandas o las que puedan tener demasiado sodio. El agua destilada es una buena opción para los animales con insuficiencia cardíaca

-Alimentarse solo con la dieta recomendada por el veterinario.