Sobre Perros  
Páginas Principales
Temas y Artículos
 
Cuando los perros se ponen viejitos

Los perros viejos

Aunque quisiéramos que estuvieran por siempre a nuestro lado, nuestros fieles compañeros algún día empiezan a ponerse viejitos.

Esto ocurre en realidad “rápido” para nuestro concepto humano de longevidad o nuestras expectativas actuales de vida.

En promedio comenzamos a considerar a nuestros perros como viejos a partir de los 9 años. En realidad el que ellos se transformen en gerontes depende de muchos factores como la calidad de vida que han llevado y de cómo los hemos atendido, pero además depende de su tamaño. En general los perros de razas pequeñas o sus mestizos son más longevos y comienzan a ponerse viejos más tarde, después de los 10 años. Los medianos pueden empezar a ser viejos entre los 9 y 11 años , los grandes alrededor de los 8 años y los de razas gigantes tienen una vida mucho más corta considerándoselos “mayores” a partir de los 6 años.

Varios son los problemas que empiezan a parecer cuando ellos envejecen. Nos enfocaremos en sus huesos y articulaciones y daremos algunos consejos para ayudarlos a transitar esta etapa lo mejor posible.

A la vejez, las articulaciones comienzan a perder su elasticidad y fisiología normal y su metabolismo se hace más lento. La capacidad de reparación del organismo se irá haciendo cada vez menor. Muchas enfermedades que pasan inadvertidas o que no molestan tanto en el animal joven parecen ahora una tortura.

También aparecen los problemas clásicos de la vejez como la artrosis.

Algunas enfermedades que observamos con frecuencia en animales viejos son : problemas de columna por “picos de loro” y hernias de disco en Ovejeros Alemanes y Salchichas. Dislocaciones de rodilla con distensión de ligamentos suelen verse en razas toy como el Caniche o el Yorkshire.

Además se acentúan en esta etapa los dolores y problemas de movilidad cuando previamente existe una displasia de cadera frecuente en los Ovejeros Alemanes y Labradores o una displasia de codo u hombro en razas muy pesadas o gigantes como el Gran Danés o el Mastín Napolitano.

No nos olvidemos tampoco que los dolores postquirúgicos, o golpes , o traumas, provocan que el animal se “acomode” para caminar como menos le moleste, alterando las posturas normales, y generando a mediano o largo plazo dolores y trastornos articulares.

Qué podemos hacer para evitar problemas mayores y ayudarlos a transitar esta etapa?

• Alimentarlos correctamente durante toda su vida para evitar descalcificaciones que en la vejez pueden ser sumamente graves y aceleraran cualquier proceso óseo o articular. Es importante mantener al animal en un peso adecuado.

• Cuidarlos del frío y la humedad. Que tengan un lugar caliente, blando y reparado donde dormir.

• No obligarlos a hacer ejercicios excesivos. Ellos regularán su propia actividad física.

• En general evitar las escaleras (esto es particularmente importante en los Dachshund o Salchichas).

• Los pisos rugosos o alfombrados facilitarán el agarre al caminar y evitarán resbalones. Los pisos de cerámica muy lisos o los pisos de madera encerados son causa frecuente de resbalones con el resultado de distensiones, torsiones, esguinces, etc.

• Consultar periódicamente al Médico Veterinario para mantener actualizado el plan de vacunas, las desparasitaciones y evaluar regularmente la evolución de cualquier problema crónico osteoarticular.

Si el animal comienza a caminar “raro” o manifiesta algún dolor o no quiere levantarse o deja de comer, esto nos está indicando que existe algún problema.

Debemos concurrir de inmediato al Veterinario. El determinará los pasos a seguir y eventualmente indicará una terapia .

En el mercado veterinario hay desde hace tiempo antiinflamatorios (corticoides y no corticoides), similares a los utilizados en medicina humana, que pueden ayudar a nuestros amigos a sentirse mejor, ya sea que sus dolores sean agudos o crónicos. Sin embargo estos poseen algunos efectos adversos.

Ahora el Veterinario de cabecera podrá recomendar un nuevo tipo de productos, llamados condroprotectores . El uso de estos productos es altamente ventajoso. Son de origen natural y se encuentran habitualmente presentes dentro de nuestro organismo.

La administración como terapia externa resulta en un efecto curativo, con recuperación de la movilidad normal y desaparición de las molestias y dolores.

Entre estos productos se encuentra el condroitín sulfato (Artroglycan) que posee efectos antiinflamatorios y regenerativos articulares y que no produce los efectos adversos de los antiinflamatorios tradicionales y pueden ser utilizados en terapias de largo plazo sin provocar inconvenientes.

También puede indicarse este tipo de productos como preventivo en los animales que entran a la vejez evitando así la aparición de los problemas que aquí mencionamos.

La utilización de estos tratamientos de manera permanente mejorará muchísimo la calidad de vida de nuestros viejitos ayudándolos a prolongar su vida y llegar a un final feliz.

Acompañémoslos en todo momento para que sus últimos años sean dichosos. Ellos se lo merecen.