Sobre Perros  
Páginas Principales
Temas y Artículos
 
La esterilización es un tema controversial no solo para las personas que comparten su vida con perros, sino también para los médicos veterinarios. Mientras para algunos la esterilización debiera esperar la madurez sexual de los animales, otros ponen énfasis en el control de la sobrepoblación a edad temprana.

La esterilización es la extirpación quirúrgica de los órganos sexuales (testículos en los machos, ovarios y útero en las hembras). Con esta operación, los animales dejan de producir hormonas sexuales (por lo que no presentan celo) y no se ven en la necesidad de recurrir a comportamientos propios de esta etapa: marcaje territorial, peleas por las hembras, salidas en búsqueda de compañera/o sexual, etc. En esta fase de la vida de los animales las personas tienden a antropomorfizar a sus peludos compañeros, adjudicándoles características humanas a su forma de vivir la sexualidad y la reproducción.

Este hecho, sin duda empático y protector, hace que las personas se pongan en el lugar del animal, de modo tal que se cuestionan la esterilización como si se tratase de una intervención a la que ellos mismos se someterían. De ahí que sea bien común escuchar afirmaciones del tipo "hay que dejarlo/a que se realice siendo padre/madre" "busquémosle novia/o" e incluso "cómo voy a castrar al macho, perderá su masculinidad"... No debemos mirar la sexualidad de los perros como la sexualidad humana: los animales se reproducen por un atávico instinto de supervivencia de la especie, no lo hacen por placer o por la realización que les implica la maternidad o paternidad (de hecho, ni en perros ni en gatos el macho acompaña a la hembra en la crianza y educación de los cachorros). Y si bien muchas personas pareciera que se reproducen con esta premisa (perpetuarse como especie), no olvidemos el importante desarrollo de métodos anticonceptivos que permiten controlar la natalidad desmedida . Hoy ya no es tan común ver el fenómeno de "un hijo por año", por lo que es hipócrita defender con este argumento de la "Naturaleza" la reproducción desmedida de perros y gatos, especialmente en esta época donde los refugios están abarrotados de animales abandonados que son fruto de la decisión de no esterilizar, que alguna persona tomó en el pasado.

La madurez sexual de perros se presenta entre los 6-8 meses de edad. Sin embargo, mirando las alarmantes cifras de sobrepoblación canina, además del hecho de que muchas hembras están quedando preñadas antes de llegar a esa edad, es que se está considerando la esterilización precoz como una nueva forma de controlar la población.

La esterilización precoz se entiende como el procedimiento que se realiza sobre perros a los 3-4 meses de edad.

Ventajas de la esterilización precoz

Uno de los aspectos más importantes es que la esterilización precoz evita no sólo la reproducción de perros, sino también enfermedades del tracto reproductor que pueden darse en el período de celo-acoplamiento (piómetra -o infección bacteriana del útero-, quistes y tumores ováricos, tumores mamarios, tumor venéreo transmisible -TVT-, tumores prostáticos, testiculares y anales, prostatitis, sida). Junto con ello, elimina los embarazos "psicológicos" que sufren muchas hembras después del celo. Otra gran ventaja de la esterilización precoz es que los cachorros requieren de menores cantidades de sedante y anestésico, por lo que además su período de recuperación es sorprendentemente corto (en relación a los animales que son esterilizados en la edad adulta): en sólo unas horas luego de la operación, el perro ya está jugando.

Para el caso de los machos, contrariamente a la creencia popular, el tamaño de los testículos es indiferente a la hora de esterilizar: si los testículos han de bajar, lo harán dentro del primer mes de vida, por lo que no existen desventajas técnicas para extraerlos luego.

Otra ventaja importante es que previene comportamientos peligrosos que son inducidos por el celo: "escapadas" fuera de su territorio, montas no deseadas, heridas por peleas territoriales, muertes por accidentes o intoxicaciones. Así también, previene comportamientos indeseados (como marcaje territorial, montas inapropiadas en el sofá, en las piernas de las personas, etc.)

Desventajas de la esterilización precoz

No existen desventajas médicas ni clínicas para rechazar la esterilización precoz. Su única barrera es el prejuicio de seguir humanizando a los animales: "cómo no va a ser madre una vez" o "es tan pequeña, esperemos a que madure". Hay que recordar que la madurez de los animales (humanos y no humanos) no sólo está dada por el crecimiento físico sino por la educación que reciben. Si bien es cierto que la esterilización precoz acentúa el comportamiento juvenil de los cachorros, este comportamiento no se mantiene de por vida.

En conclusión, la esterilización precoz es una intervención altamente recomendada y crecientemente ponderada por los profesionales veterinarios, como una manera de evitar las camadas indeseadas y las enfermedades asociadas al celo y la reproducción.