Sobre Perros  
Páginas Principales
Temas y Artículos
 

El consumo de menos comida

Una porción
de comida
más pequeña.





Estudio de NESTLÉ Purina PetCare Comprueba que el Consumo de Menos Comida Aumenta la Vida en Casi Dos Años.

Primer estudio de caninos sometidos a restricción de dieta de por vida compara la salud, duración de vida y efectos sobre la condición corporal

La receta veterinaria más nueva para ayudar a los perros a vivir más tiempo no es una vacuna o un medicamento. Es una porción de comida más pequeña. En el primer estudio, ya terminado, de caninos sometidos a dieta restringida de por vida, realizado por NESTLÉ Purina PetCare, los investigadores lograron comprobar que al mantener perros con una condición corporal delgada, se alarga en un 15% la media de sus años de vida, lo que representa casi dos años para la raza Labrador que se empleó en dicho estudio.

El Estudio de Duración de Vida de Purina se inició en 1987 y se terminó en el año 2001. Los resultados de supervivencia se publicaron recientemente en el Journal of the American Veterinary Medical Association. Dennis Lawler, médico veterinario, quien encabezó el equipo investigador conjuntamente con otro científico e investigador principal de NESTLÉ Purina, Richard Kealy, PhD, explicó que el estudio se diseñó con el propósito de evaluar los efectos de la ingesta de alimento en la condición corporal y en una variedad de parámetros de salud, así como en términos de la duración de vida propiamente tal. "Lo que resulta apasionante de este estudio es que por primera vez en un mamífero grande, comprobamos que el comer menos significa vivir más tiempo. Y eso sí que es importante", dijo el especialista.

Según Gail Smith, médico veterinario, PhD, colaborador en el estudio y profesor de cirugía ortopédica en la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Pennsylvania, el Estudio de Duración de Vida de Purina es un trabajo único en su tipo que otorga enormes beneficios a los veterinarios y sus clientes. "Purina invirtió 14 años en un estudio científico que ya ha producido información clínica de gran utilidad. Con un continuo análisis de los datos acumulados, el estudio promete seguir contribuyendo a la literatura científica durante muchos años más. La cantidad de datos acerca de los sistemas corporales de caninos es enorme y el impacto sobre la salud y calidad de vida de nuestros pacientes va a ser significativo."


Diseño del Estudio

El estudio de 14 años de duración se realizó en el Centro de Cuidados de Mascotas de Purina y estudió a 48 perros Labrador provenientes de siete camadas. Los perros fueron organizados en parejas dentro de cada camada, conforme a su género y peso corporal, siendo asignados en forma aleatoria a un grupo de control o a un grupo de alimentación restringida. El grupo de control fue alimentado libremente durante un período de alimentación de 15 minutos diarios, mientras que al grupo con alimentación restringida se le proporcionó el 75% de la cantidad de alimento consumido por sus parejas de la misma camada. Todos los perros comieron las mismas dietas integrales y balanceadas (formulaciones para cachorros y luego aquellas para adultos) durante toda la duración del estudio. La única diferencia fue la cantidad que se proporcionó.

Los perros fueron pesados semanalmente como cachorros, en forma regular como adolescentes y semanalmente como adultos. Comenzando a los 6 años de edad, fueron evaluados anualmente para determinar su condición corporal empleando el Purina Body Condition Systemä, estándar utilizando por veterinarios para evaluar el físico de los perros. Todos los años también, se midieron otros indicadores de salud, incluyendo grasa corporal, masa corporal libre de grasa y masa ósea, uso efectivo de glucosa e insulina, así como colesterol sérico y niveles de triglicéridos. También se registraron los eventos relacionados con la salud, así como el cuándo y por qué de las muertes.


Los Resultados del Estudio Revelan los Beneficios de la Ingesta de Menos Comida

La media de duración de vida aumentó 1.8 años, o un 15%, en los animales con dieta restringida, comparándolos con el grupo de control. La media de duración de vida (la edad a la cual el 50% de los perros había muerto) era de 11.2 años en el grupo de control, comparado con 13.0 años en el caso del grupo con dieta restringida. A los 10 años de edad sólo habían fallecido tres de los perros del grupo con dieta restringida, comparado con los siete perros que habían muerto del grupo de control. Al final del décimo segundo año, quedaban 11 perros vivos del grupo con dieta restringida, mientras que solamente había un solo sobreviviente en el grupo de control. El 25% de los perros del grupo con dieta restringida vivió más de 13.5 años, mientras que ninguno de los perros del grupo de control llegó a cumplir esa edad.

Además, la edad a la cual el 50% de los perros requirió tratamiento por alguna enfermedad crónica fue a los 12 años en el caso de los perros con dieta restringida, comparado con los 9.9 años de edad para los animales del grupo de control. El grupo con dieta restringida demostró tener niveles inferiores de triglicéridos séricos y triyodotironina, así como un uso más saludable de insulina y glucosa.

Durante todo el estudio, el grupo de perros con dieta restringida tuvo un porcentaje medio de masa corporal libre de grasa significativamente mayor (P<0.01). Este mismo grupo de perros también tuvo un retraso en la pérdida de masa corporal libre de grasa (en promedio, el inicio del deterioro fue a los 11 años, versus 9 años) comparado con el grupo de control, manteniendo - a la vez - puntajes significativamente menores de condición corporal, con un puntaje medio de 4 a 5 (ideal) comparado con 6 a 7 (sobrepeso) en el grupo de control.

Además, los investigadores observaron que los perros de control exhibieron señas más visibles de envejecimiento, tales como hocicos canosos, deterioro en el modo de caminar y una reducción en la actividad. Lawler señaló que "lo que hemos aprendido de este estudio es que una reducción del alimento no cambia necesariamente los problemas de salud que deben enfrentar los perros, o lo que finalmente les causa la muerte. Lo que sí cambia es cuándo se manifiestan esos problemas," agregando que dicha observación era corroborada por los resultados obtenidos en investigaciones de restricción alimentaria realizadas con otras especies.


El Significado del Estudio de Purina de Duración de Vida para los Veterinarios

Aine McCarthy, médico veterinario y Directora de Comunicaciones Profesionales de NESTLÉ Purina PetCare señaló que "El Estudio de Duración de Vida de Purina demuestra que los perros libres de grasa tienen vidas más largas y mejores. Sin embargo, millones de perros en Estados Unidos sufren de sobrepeso u obesidad", agregando que los estudios han documentado el hecho que por lo menos el 25% de los perros en Estados Unidos podrían sufrir de sobrepeso.

Además, resaltó que "debido a la relación - ahora comprobada - que existe entre una buena salud y una condición corporal libre de grasa o ideal, el concepto de alimentar para desarrollar una condición corporal ideal debe ser analizado con todos los dueños de mascotas", enfatizando que "Ahora los veterinarios tienen un mensaje importante y sólido que entregarle con toda seguridad a sus clientes - y la evidencia para respaldarlo."

McCarthy también señaló que, a pesar que lo mejor es evitar la obesidad, la segunda mejor opción son los programas para bajar de peso. "Los perros con sobrepeso u obesos debido a una ingesta descontrolada de alimentos, corren un alto riesgo de sufrir problemas de salud y - posiblemente - una muerte prematura". Ella también enfatiza la importancia de la participación de un médico veterinario en la evaluación de la condición corporal y en los consejos nutricionales. "Hay muchos factores que determinan la condición corporal idónea, incluyendo el tamaño de la mascota, su edad y su raza. Por lo tanto, puede ser muy difícil que el dueño de una mascota, por su cuenta, pueda realizar dicha evaluación", aclara.


El Significado del Estudio de Purina de Duración de Vida para los Perros y sus Dueños

Para ayudar a los dueños de mascotas a maximizar la salud de sus perros, reconocer las señales de obesidad y alimentar en forma ideal, Purina ha desarrollado el Purina Life Planä. Este plan es un enfoque integral que combina lineamientos específicos de tamaño de raza y etapa de la vida, el Purina Body Condition Systemä e instrucciones de alimentación en el envase del producto. El Purina Life Plan permite que los dueños de mascotas puedan alimentar fácilmente a sus mascotas de acuerdo a su condición corporal ideal, desde que son cachorros y hasta su vejez.

La doctora McCarthy señala que "durante el transcurso de los años hemos re-evaluado nuestras formulas y hemos aplicado las enseñanzas claves a nuestros productos para estar seguros de ofrecer alimentos más sanos a los dueños de mascotas. El Purina Life Plan es otro resultado de nuestra innovadora investigación y tecnología de condición corporal ideal y la aplicación de dicho conocimiento a nuestros productos. Ayuda a evitar que los dueños de mascotas tengan que adivinar."

La Casa Matriz de NESTLÉ Purina PetCare para América del Norte se encuentra en Checkerboard Square, St. Louis, Missouri, donde se fundó la empresa Ralston Purina Company hace ya más de un siglo. NESTLÉ Purina PetCare promueve un cuidado responsable de las mascotas, educación humanitaria, involucramiento comunitario y los lazos positivos entre las personas y sus mascotas. NESTLÉ Purina PetCare, uno de los principales actores a escala mundial en la industria de comida para mascotas forma parte de NESTLÉ S.A., la mayor empresa productora de alimentos en el mundo, con sede en Suiza.