Sobre Perros  
Páginas Principales
Temas y Artículos
 
Cuidados durante el invierno

Cuidados
de nuestras mascotas
en invierno


Con la llegada del frío, debemos tomar algunas precauciones con nuestras mascotas


En los países con las cuatro estaciones como la Argentina, el invierno suele ser bastante frío. Durante los meses de Julio y Agosto las temperaturas nocturnas pueden llegar a menos de 0º C en Buenos Aires y bastante menos todavía en localidades más australes o al oeste cerca de la cordillera, donde las nevadas son habituales.

La permanencia prolongada en lugares extremadamente fríos puede quebrar los mecanismos de regulación térmica de perros y gatos sanos. En los cachorros y perros viejitos es donde se observa una mayor sensibilidad a las bajas temperaturas debido a deficiencias en la regulación térmica, con lo cual inclusive, la exposición al frío por breves período puede dañar al animal.

El doctor M.V. Rubén Mario Gatti veterinario del Pet Food Institute brinda importantes consejos para que nuestras mascotas pasen un invierno con alegría y sin frío.

b>Una Buena Alimentación de las mascotas en invierno

Los cambios bruscos de temperatura pueden perjudicar a tu mascota. Por ello deberás reforzar su dieta. El alimento balanceado es la mejor opción para asegurar que tu mascota reciba las calorías óptimas y los nutrientes necesarios para que se mantenga saludable.

Una alimentación adecuada es particularmente importante para aquellas mascotas que viven a la intemperie porque necesitan producir más energía para tolerar la baja temperatura. Esto se logra fácilmente si recibe un alimento balanceado adecuado para sus necesidades especiales. No es necesario darle ningún suplemento adicional, al menos que lo indique el veterinario por algún problema de salud.

Además de proporcionarle a tu mascota una dieta balanceada, asegúrate que siempre tenga agua fresca para beber. Es esencial que tu mascota tenga agua fresca, aún en lugares nevados y fríos.

Paseos de las mascotas durante el invierno

Los perros que viven en departamentos o casas deben ser paseados diariamente. Pese al frío, no dejes de jugar al aire libre con tu mascota. Los perros más viejitos o de pelo corto pueden necesitar un abrigo para salir a caminar. ¡Para los perros más friolentos o que viven en zonas nevadas existen botitas abrigadas para usar durante sus salidas!

Si notas algún cambio de peso, podes agregar o disminuir la cantidad de alimento proporcionado. Si tenés alguna duda acerca de los cambios que experimenta tu mascota, no dudes en consultar a tu veterinario.

Un lugar cálido para dormir durante el invierno

Los perros que viven afuera necesitan un aislante, tarima o elevación respecto del suelo y una protección adecuada contra el viento. Es importante asegurar que su cucha no tenga goteras. Como los perros y gatos usan su propio pelaje de abrigo, la cucha debe ser lo suficientemente pequeña para concentrar el calor natural generado por la mascota. También es importante mantener seca y limpia cualquier mantita que tenga adentro de la cucha.

Cómo cuidarlos mejor a nuestra mascota durante el invierno

Las mascotas que viven adentro de la casa pueden experimentar caída del pelo y pueden tener su piel más seca, que aparece como caspa, durante el invierno. Esto puede ser resuelto cepillando a la mascota frecuentemente para remover el pelo, y renovar la piel, estimulando una mayor humectación de la piel.

Algunos cuidados especiales durante el invierno

Controlar la vigencia de todas las vacunas anuales, asesorándose con un veterinario. Es muy importante mantener alta la inmunidad.

Si llueve, secarlos cuanto antes, con toalla y secador de pelo. También podés proteger a tu mascota con una capa impermeable.

Si bien los baños secos y desodorantes mejoran la higiene, bañar a tu mascota y secarla bien es otra alternativa válida en invierno.

Los perros/gatos se habitúan a las temperaturas. Hasta un siberiano que vive en la ciudad tendrá frío si lo lleva de vacaciones a un lugar nevado, ya que tardará un período en adaptarse a las nuevas condiciones climáticas.

Para las regiones más heladas, es importante que la cucha se construya con material aislante y es posible incorporar una fuente de calor.

Los cachorritos, los gatitos y las mascotas más viejitas, son las que más sufren durante las temporadas de frío; requieren de una atención y un cuidado muy especial. Ante cualquier inquietud no dejes de consultar a un veterinario de confianza.

Hay que tener especial cuidado con los cachorros y los animales gerontes, conviene hacer paseos cortos y si es posible por la tarde temprano (momentos de menor frío), también es recomendable utilizar abrigos y protectores de lluvia para evitar los cambios bruscos de temperatura entre la casa y el exterior, y no quedar húmedos luego de un día lluvioso.

Los problemas del frío

Hipotermia en las mascotas


Se considera que un animal está en hipotermia cuando tiene una temperatura corporal (rectal) menor a la normal para la especie, en el caso del perro y el gato, cuando tienen menos de 37ºC. Los signos clínicos son: enfriamiento generalizado, depresión del sensorio, disminución del ritmo respiratorio, pulso débil o ausente y arritmias cardíacas que pueden llevar al paro cardíaco.

Congelación en las mascotas

La congelación se puede producir en las zonas del cuerpo con poco pelo y pobre irrigación sanguínea como orejas, cola y almohadillas plantares en el gato y escroto en los machos y almohadillas plantares de los miembros en el perro. Como agregado el animal se suele automutilar (por lamidos o mordeduras) porque se altera la sensibilidad de la zona. Todo esto lleva a la necrosis (muerte) de los tejidos afectados sino se actúa rápidamente. No hay que frotar ni masajear la zona lesionada mientras está congelada y se debe proteger de posibles traumatismos mientras es trasladado al Veterinario en forma urgente.

Agradecemos la colaboración para la publicación de esta nota al Pet Food Institute que es la cámara de fabricantes de alimento balanceado de los Estados Unidos; sus acciones promueven la investigación y el desarrollo de la industria, a favor de los animales domésticos. A partir de 1998, desarrolla actividades en Argentina para concientizar sobre la importancia de cuidar y respetar a las mascotas domésticas.