Sobre Perros  
Páginas Principales
Temas y Artículos
 

El cancer en los animales
Asociación Americana de Medicina Veterinaria





Qué debería saber Usted
sobre el cáncer en animales




¿Qué es el Cáncer?

El cáncer es un crecimiento no controlado de células anormales sobre o dentro del cuerpo. El cáncer puede ser benigno o maligno. Puede ser localizado o puede invadir tejido adyacente o diseminarse a lo largo del cuerpo.

¿Qué tan Común es el Cáncer?

El cáncer es común en las mascotas y la incidencia aumenta con la edad. Es la causa de casi la mitad de las muertes de animales que tienen más de 10 años de edad. Los perros adquieren el cáncer aproximadamente con la misma incidencia que los seres humanos, mientras que los gatos tienen menor incidencia de cáncer.

¿Cómo se Diagnóstica?

La evidencia circunstancial fuerte de cáncer puede lograrse por medio de radiografías, pruebas de sangre, ultrasonografía, el examen físico y la historia médica. Sin embargo, en la mayoría de los casos requerirán de una biopsia (una extracción de una porción de tejido) para la confirmación de la presencia de cáncer y para diagnosticar el grado de severidad, de benigno a un agresivamente maligno.

¿Se puede prevenir el Cáncer?

Desafortunadamente, la causa de la mayoría de los tipos de cáncer no es conocida y por lo tanto, la prevención es difícil. La detección temprana y el tratamiento son las mejores maneras para tratar el cáncer en animales.

Tipos Comunes de Cáncer en Animales:

Piel - Los tumores de la piel son muy comunes en los perros viejos, pero mucho menos comunes en gatos. La mayoría de los tumores de piel en gatos son malignos, pero en perros estos frecuentemente son benignos. Su Médico Veterinario debería examinar todos los tumores de piel en el perro o en el gato para determinar si son malignos.

Mama - El 50% de todos los tumores mamarios en perros y en un número mayor al 85% en gatos son considerados malignos. La castración de su mascota hembra entre los 6 y los 12 meses de edad reducirá mucho el riesgo de cáncer mamario. La cirugía es el tratamiento de elección para este tipo de cáncer. Es recomendable continuar con un tratamiento post-operatorio.

Cabeza y Cuello - El cáncer de boca es común en perros y menos común en gatos. Los signos a observar son: una masa en las encías, hemorragia, olor, o la dificultad al comer. Debido a que muchas inflamaciones son malignas, el tratamiento inicial agresivo es esencial. El cáncer puede desarrollarse también adentro de la nariz de tanto en gatos como en perros. Hemorragia por la nariz, dificultad de respiración, o la hinchazón facial son los síntomas que pueden indicar cáncer y debería ser verificado por su Médico Veterinario.

Linfoma - Linfoma es una forma común de cáncer en perros y gatos. Es caracterizado por el crecimiento de uno o varios ganglios linfáticos en el cuerpo. El virus contagioso de leucemia felina puede ser la causa de linfoma en algunos gatos. La quimioterapia es frecuentemente efectiva para controlar este tipo de cáncer.

El Complejo de Leucemia Felina - El virus de leucemia felina es contagioso entre los gatos y será el factor causal de diferentes tipos de cáncer. No es contagioso a los seres humanos. Mientras un amplio campo de investigación se lleva a cabo, en la actualidad no hay un tratamiento totalmente efectivo disponible para gatos positivos al virus.

Los Testículos - Tumores testiculares son raros en gatos pero son comunes en perros, especialmente en esos casos donde existe retención testicular. La mayoría de estos cánceres son evitables con la castración y, curable con la cirugía si es realizada al inicio del proceso de la enfermedad.

Los Tumores Abdominales - Los tumores adentro del abdomen son comunes pero es difícil hacer un diagnóstico temprano. Pérdida de peso o crecimiento del abdomen son los signos de estos tumores.

El Hueso - Los tumores del hueso son la mayoría frecuentemente vistos en las razas de perros grandes pero raramente en los gatos. Los huesos de las patas, cerca de las articulaciones, son los sitios más comunes. El dolor persistente, cojera y la inflamación en el área afectada son los síntomas comunes de la enfermedad.

Muchos de los síntomas mencionados anteriormente también son vistos en condiciones no cancerosas pero aun así estos requieren una atención inmediata por el Médico Veterinario para determinar la causa. El cáncer es frecuentemente tratable si existe un diagnóstico temprano que ayudará a su Médico Veterinario a proporcionar el mejor cuidado posible.

¿Cómo se trata el Cáncer?

Cada tipo de cáncer requiere un cuidado individual y puede necesitar una combinación de terapias de tratamiento tal como, cirugía, quimioterapia, radiación, criocirugía (congelamiento), hipertermia (calentamiento) o inmunoterapia. Una vez que usted tiene un diagnóstico, su Médico Veterinario recomendará la mejor opción de tratamientos, para su mascota. En algunos casos, su Médico Veterinario lo puede referir a la atención de un Médico Veterinario especializado en oncología (especialista en cáncer) dependiendo del procedimiento recomendado para su tratamiento.

¿Cuál es el Promedio de Éxito?

Esto depende en gran parte del tipo y extensión del cáncer, así como también la agresividad de la terapia. Algunos cánceres pueden curarse, y a casi todos los pacientes se les puede ayudar de una manera u otra.

Su Médico Veterinario tendrá una mejor oportunidad de controlar o curar el cáncer de su mascota si es detectado a tiempo.

Este prospecto ha sido desarrollado por la A.V.M.A con la asistencia de la Sociedad Veterinaria de Cáncer.

10 Señales Comunes de Cáncer en Pequeñas Especies

Las inflamaciones anormales que persisten o continúan a creciendo

Las úlceras que no sanan

La pérdida de peso

La pérdida de apetito

La hemorragia o descargas desde cualquier abertura del cuerpo

El olor ofensivo

La dificultad al comer o tragar

La negativa para hacer ejercicio o pérdida de la resistencia

La rigidez o cojera persistente

La dificultad al respirar, orinar o defecar