Sobre Perros  
Páginas Principales
Temas y Artículos
 
Alimento completo y balanceado

El envase de los alimentos para animales debe incluir una serie de datos que garanticen la adecuación de los mismos a sus especiales requerimientos nutricionales. El consumidor y dueño del perro, por su parte, debe saber interpretar todas esas indicaciones del etiquetado para asegurarse de proporcionar a su mascota la alimentación adecuada.
La clave para que un alimento sea considerado óptimo es su declaración de completo y balanceado, lo que indica que contiene los nutrientes necesarios y en la proporción adecuada sin que se requiera añadir ninguna clase de suplemento a la dieta del animal

¿Análisis garantizado?

Los buenos piensos se reconocen por lo que se denomina "análisis garantizado", un estudio de calidad que debe mostrar las cantidades garantizadas de nutrientes específicos en el producto. Hay distintas regulaciones que obligan a que este análisis esté presente en el etiquetado de los envases, indicando claramente los valores máximos y mínimos de los nutrientes presentes en el alimento, valores que también vienen establecidos por las leyes sanitarias. Así, si la etiqueta garantiza que el producto contiene un mínimo del 21% de proteína, por ejemplo, puede contener un máximo de 23 %, pero nunca menos de lo indicado. Lo mismo sucede con el resto de componentes como la grasa, aunque para otros, como la fibra o la humedad, en lugar de los mínimos se marca los máximos.

Atención a las etiquetas.

En las etiquetas del envase del alimento, tanto seco como húmedo o semi húmedo, deben aparecer reflejados los siguientes datos:
La marca.
Especie y categoría del animal de destino: Perros, adultos, cachorros, etc.
Peso neto y fecha de caducidad.
Porcentaje de nutrientes: Proteínas, hidratos grasas, vitaminas y minerales que lo componen.

Lista de ingredientes:

identifica las fuentes de donde se obtiene los nutrientes y van listados de acuerdo al peso y en orden descendiente.
Dosificación o ración diaria, aunque suele ser orientativa y depende del animal en particular.
Fabricante o distribuidor con información completa y datos de contacto.
País de origen
Conceptos que conviene conocer

Los alimentos completos y balanceados para perros garantizan también tres cualidades necesarias definidas como: digestibilidad, palatabilidad y sanidad.

La digestibilidad es la forma de medir el contenido nutricional del alimento: la cantidad de energía que el cuerpo del animal digiere, absorbe y es capaz de aprovechar, independientemente del análisis químico de sus componentes. Sería, en definitiva, la diferencia entre el alimento ingerido y el eliminado. Cuanto más digestible sea un alimento mayor valor nutricional tendrá, puesto que sólo pueden ser utilizados los nutrientes absorbidos por el sistema digestivo, mientras el resto se elimina por las heces.

Aunque la digestibilidad es una propiedad del alimento y no del animal, cada especie tiene una forma distinta, según su aparato digestivo, de absorber los distintos nutrientes, con lo que el mismo alimento puede ser muy digestible para perros, por ejemplo, y no para gatos.

La palatabilidad es la condición de sabroso que posee un alimento para el animal. El estudio de la palatabilidad se lleva a cabo con la combinación entre el olor, la textura y el gusto, e influye directamente en el apetito y la conducta del animal ante la comida.

Por ultimo, la garantía de sanidad indica que el alimento está completamente libre de organismos patógenos y que ha sido elaborado y envasado siguiendo los procesos que garantizan dicha condición. Además puede incluir la acción de determinados aditivos no dañinos que actúan como conservantes y antioxidantes, prolongando la vida del producto.

Nutrientes necesarios y su fuente de procedencia

Conocer la pirámide nutricional y los principios básicos de la dietética será de gran ayuda para elegir el alimento de nuestro perro y evaluar la calidad del mismo. Proteínas, carbohidratos y fibra, grasas, vitaminas y minerales son los elementos que proporcionan energía al organismo y en los piensos éstos ueden provenir de muy diversas fuentes.

Proteínas .

Necesarias para el crecimiento y la formación de todos los tejidos. Están formadas por cadenas de aminoácidos, de éstos algunos son elaborados por el organismo y otros se deben obtener a través de la alimentación.
En el alimento para perros las proteínas pueden venir de carnes, pescados, huesos, huevo y lácteos, transformados en harinas y en productos secos en general.

Si en el análisis de los ingredientes dice productos derivados de carne o también harinas derivadas se refiere a tejidos no musculares y a vísceras (higado, riñones,estómago, etc.) de distintos animales, como pollo, pavo, cerdo o vaca.

Si dice específicamente carne de ave, vaca o cerdo indica que las proteínas están obtenidas dedel tejido muscular de los animales.

Vitaminas .

Necesarias como catalizadores de distintas reacciones químicas, desempeñan numerosas funciones, entre ellas mantener sanos la piel, el pelo, la vista, los huesos, etc.
Se consiguen de los lácteos, los vegetales, la levadura, hígado , riñones y cereales y también suelen añadirse como suplementos (A, D, E, K, biotina, B12, riboflavina, tiamina, etc.) a la comida de mascotas para lograr un aporte vitamínico equilibrado.

Minerales .

Tienen funciones reguladoras y estructurales e intervienen en la formación de tejido óseo como el calcio, en la transmisión neuromuscular, como el magnesio, en la coagulación de la sangre, en numerosos procesos enzimáticos y metabólicos y aunque en proporciones muy pequeñas son necesarios para el buen funcionamiento del organismo en general.

En las comidas para perros, las fuentes de minerales son carne, hígado, pescado, lácteos, cereales y tuétano y también añaden en forma de suplementos de magnesio, calcio, fósforo y cobre.


Ácidos grasos esenciales .

Proporcionan energía y mantienen el pelo y la piel sanos. Además, hacen sabrosas las comidas y ayudan en la absorción de algunas vitaminas. En los alimentos para perros las grasas pueden ser de procedencia animal, normalmente estabilizadas con vitamina E, o vegetal, como aceite de girasol y su porcentaje debe vigilarse en dietas hipocalóricas, perros mayores y obesos.

Carbohidratos y fibra .

Proporcionan energía inmediata y la fibra contenida en ellos ayuda a la digestión y al buen funcionamiento intestinal, al arrastrar los deshechos que se eliminan en las heces, favoreciendo una buena consistencia de las mismas. La aportación de hidratos en las dietas para mascotas se resuelve fundamentalmente a base arroz, maíz y trigo, en granos y harinas.

También se le añade fibra cruda en forma de pulpa de remolacha, pulpa de achicoria, harina de ñame, goma-guar, guisantes y otras fibras vegetales.

Suplementos antioxidantes.

Últimamente los fabricantes incorporan a muchos piensos, sobre todo los dirigidos a perros mayores algunos elementos que funcionan como antioxidantes retrasando el envejecimiento y la generación de radicales libres en el organismo y aumentando las defensas.
Los más usuales son: la taurina, un aminoácido que actúa como antioxidante y contribuye al buen funcionamiento del corazón; los bioflavonoides, para retrasar el envejecimiento celular, y algunos oligoelementos, como el Selenio, Cobre, Manganeso y Zinc, minerales que son fundamentales en el proceso antioxidante.
También las vitaminas C (Ac. Ascórbico), la E (alfa tocoferol) y la provitamina A (Beta Caroteno) se están incluyendo como suplementos con función antioxidante.